El plan de acción sostenible

BIC® ofrece productos ligeros y duraderos…

Los instrumentos de escritura de BIC® se fabrican con el mínimo posible de materias primas y diseñados para durar mucho tiempo, cada vez que se necesita, por lo que no hay que renovarlos tan a menudo y se desecha menos material usado. La combinación de un uso reducido de materias primas, el rendimiento y un impacto reducido en el medioambiente son activos importantes, que acredita la etiqueta NF Environment (NF 400): hay toda una gama de productos BIC® con esta certificación que reconoce los productos: BIC Ecolutionsde calidad que tienen un efecto limitado en el medioambiente.

Desde 2008, BIC® también integra materiales reciclados en sus productos. Esta gama incluye, concretamente, 3 productos Bic ® Kids® con al menos un 50 % de material reciclado2.

… y también el empaquetado!

Además, todo cuenta cuando se trata de proteger el medioambiente. Por eso, el envasado de BIC® tiene un diseño ecológico que pretende ser lo más ligero posible. Muchos productos BIC® se venden en los puntos de venta sin embalaje, lo que permite no llevarse a casa ningún empaquetado inútil.

 

 

BIC® CONTROLA TODAS LAS OPERACIONES PARA ASEGURAR LA SEGURIDAD DE SUS PRODUCTOS Y UN IMPACTO MEDIOAMBIENTAL MÍNIMO DE LA FABRICACIÓN.

La mayoría de los productos Bic® se fabrican en las fábricas de Bic para asegurar la calidad, trazabilidad y seguridad de todos los productos. La fabricación interna permite que BIC controle todo el proceso, en particular el aspecto de la seguridad de los productos dedicados a los niños.

La mayoría de las fábricas de Bic® reciben las certificaciones ISO 9001 y ISO 14001 que aseguran la implementación plena de los Sistemas de gestión de calidad y Sistemas de gestión medioambiental.

Bic® tiene una política de transporte que minimiza el impacto del transporte, especialmente situando fábricas cerca de los mercados.


 

Bic® tiene un compromiso social

Para BIC es prioritario asegurar unas buenas condiciones laborales para todos sus empleados. Las fábricas europeas del grupo se encuentran en países de la OCDE, la mayoría de los cuales no están en riesgo de violación de los derechos humanos.

La responsabilidad social, para BIC, también consiste en impulsar acciones filantrópicas internamente, con el programa internacional BIC Citizens destinado a fomentar la concienciación sobre causas externas a las actividades de BIC entre sus empleados.

En 2010 y 2012, BIC colaboró con Planète Urgence para ayudar a las familias de Haití a través del proyecto «A school, a future» (Un colegio, un futuro). Gracias a los fondos obtenidos entre los empleados de BIC, se han construido y equipado 3 aulas; esto servirá a 450 niños de 15 colegios. Se han tomado medidas también para impulsar el comercio local.

Pero eso no es todo. BIC proporciona donativos en productos y ayudas financieras a organizaciones benéficas que actúan en ámbitos próximos a sus actividades principales, como la educación.

 

1 Calculado sobre el peso total del producto.

Newsletter: